Practica de yoga en casa

3 posturas de yoga para una buena digestión en los viajes

Pin
Send
Share
Send
Send


Haga estas 3 posturas antes y durante sus viajes, y nada puede perturbar su digestión.

Viajar puede no tener el mejor efecto sobre la salud en general y sobre la digestión en particular: alimentos inusuales, nuevas bacterias, otros tipos de aire y agua. El yoga puede ayudar: realice estas 4 posturas antes y durante los viajes (para obtener los mejores resultados, una o dos horas antes de las comidas).

1. Pose liberando el viento (Supta Pavana Muktasana)

Acuéstese boca arriba, tire de la rodilla derecha hacia el pecho y sosténgala firmemente, sintiendo la compresión del lado derecho del abdomen. Realiza en esta posición 8 ciclos de respiración profunda. Tire del pie derecho hacia el techo y bájelo lentamente hasta el suelo. Ahora lleva ambas piernas a tu pecho y realiza 8 ciclos de respiración profunda en esta posición. Deje la pierna izquierda en el pecho y la derecha más abajo en el suelo. Sostenga la pierna izquierda durante 8 ciclos de respiración, luego estire la pierna izquierda y bájela al suelo.

2. Girar con la respiración profunda.

Cada uno de su inhalación y exhalación puede ayudar a masajear los órganos internos, en particular, el colon ascendente y descendente.

Lleve su rodilla derecha a su pecho y colóquela en el lado opuesto, hasta que se encuentre torcido. Retire su mano derecha hacia la derecha, ponga su mano izquierda sobre su estómago. Al inhalar, sienta cómo se expande el abdomen, al exhalar, permita que la rodilla derecha (y el codo) se presione más cerca del piso.

Relaja el lado derecho del abdomen e imagina que tu respiración masajea el intestino ascendente (que va a lo largo del lado derecho del abdomen). Tome 8 respiraciones y haga lo mismo en el lado izquierdo, para el colon descendente.

3. sentadilla profunda

La mejor postura para el estreñimiento: envía una señal de que es hora de ir al baño. En muchas culturas, las personas vacían sus intestinos precisamente en esta posición. Por que Debido a que esta postura alinea la posición del recto y permite que los músculos circundantes se relajen.

Levántate para que los pies sean un poco más anchos que las caderas, los pies ligeramente divorciados hacia afuera. Doble las rodillas y bájese, coloque los codos en el interior de las rodillas y junte las palmas en el centro del pecho. Levante el pecho y estire hacia las palmas, expanda el área de los omóplatos, permitiendo que las caderas bajen al mismo tiempo. Toma 8 respiraciones profundas, relajando tus músculos pélvicos. Si no puede poner sus talones en el piso, coloque una toalla enrollada debajo de ellos (los dedos de los pies permanecen en el suelo).

Pin
Send
Share
Send
Send