Practica de yoga en casa

10 asanas para un sueño reparador

Pin
Send
Share
Send
Send


Esta secuencia calmará el sistema nervioso y eliminará la tensión en los músculos.

Después de un ajetreado día de trabajo, corremos a casa para descansar, recuperarnos y dormir. Apagamos la luz, vamos a la cama ... y no podemos quedarnos dormidos o vemos sueños inquietos. A la mañana siguiente nos despertamos aún más abollados y cansados, convirtiéndonos gradualmente en zombis infelices. Romper el círculo vicioso ayudará a una secuencia de 10 asanas, que calmarán el sistema nervioso, eliminarán la tensión en los músculos y sintonizarán de manera calmada. Practícalo 30-40 minutos antes de dormir, practicando cada asana durante al menos un minuto.

  1. Sukhasna. Siéntate en una posición cómoda, endereza la columna vertebral, cierra los ojos y comienza a respirar con calma. Observe cómo la respiración llena el aire en su estómago, su pecho, mientras exhala, su pecho se colapsa, su estómago se vacía. Haz unos 25 ciclos de respiración. Este ejercicio le permite fortalecer los nervios, mejorar la atención y relajarse lo más posible.

  2. Virasana. Esta asana te permite ganar estabilidad mental y emocional. Ponte de rodillas, caderas juntas. Extienda el pie a una distancia ligeramente mayor que el ancho de la pelvis. Coloca los músculos de las pantorrillas con la palma de la mano para crear espacio en el área debajo de las rodillas. Siéntese entre las piernas en el suelo o sobre un soporte: ladrillo o mantas dobladas. Asegúrese de que la pelvis no cuelgue en el aire y que los huesos de la pelvis se presionen firmemente contra el soporte.

  3. Uttanasana. Especialmente indicado para quienes sufren tensión en el cuello y cuello. Párese derecho. Con una exhalación, inclínese hacia adelante, haciendo un movimiento desde las articulaciones de la cadera. Coloque sus antebrazos uno encima del otro y tome sus codos con las palmas. Bien presiona los pies al piso y distribuye el peso más en los dedos. Con cada inhalación, levante y alargue suavemente la superficie frontal de la caja. Permita que su cabeza cuelgue, soltándola desde la misma base del cuello (está ubicada en la parte superior de la espalda entre los omóplatos).

  4. Marjariasana. Se relaja perfectamente, pero solo si sincroniza los movimientos con la respiración correctamente. Párese a cuatro patas: palmas estrictamente debajo de los hombros, brazos rectos. Mientras inhala, doble su espalda hacia abajo e incline su cabeza hacia atrás. Exhala, inclina la cabeza hacia el pecho y dobla la espalda hacia arriba. Las manos deben permanecer en posición vertical todo el tiempo y descansar contra el piso.

  5. Halasana En esta asana, la respiración abdominal también es importante. Acuéstese en el suelo, coloque sus manos a lo largo de su cuerpo, con las palmas hacia abajo. Descansa tus manos en el suelo. Con la exhalación, empújelos suavemente y tome las piernas detrás de la cabeza. Mantenga sus piernas rectas. Los dedos de los pies sostienen el peso. Asegúrese de que su peso corporal esté concentrado en los hombros, el cuello debe estar libre; esta es una condición muy importante, de lo contrario, puede lesionar la columna vertebral. Lentamente, la vértebra para la vértebra traslada la espalda a una posición vertical. Si tiene suficiente estiramiento, exhale, ponga los dedos de los pies en el suelo.

  6. Balasana. Compensación obligatoria después de la postura anterior - Balasana. Baje las nalgas en los talones y el pecho entre las caderas. Los dedos gordos de los pies se tocan, las rodillas se abren ampliamente, esta posición le permite sentirse cómodo y respirar libremente. Baje la frente en el piso o una manta, estire los brazos delante de usted.

  7. Savasana (manos detrás de la cabeza). Acuéstese sobre su espalda. Estira los brazos y gira las cabezas, estirando dulcemente. Relájate completamente y cierra los ojos. Quédate en esta posición por un minuto.

  8. Viparita Karani. Esta asana alivia rápidamente la fatiga y la hinchazón de las piernas, alivia la región lumbar y vuelve a cargar el sistema nervioso. Si tiene un período de vida difícil, se recomienda acostarse todas las noches de 3 a 15 minutos. Acuéstese sobre su espalda. Tocando la pared con ambas nalgas, levante las piernas para que estén por encima de la cabeza. Relaje sus pies, puede separarlos ligeramente, sus talones descansando en la pared, los pies juntos o en el ancho de la pelvis. Presione la cintura contra el piso, coloque las manos en los lados del cuerpo con las palmas hacia arriba, relaje los hombros y el cuello.

  9. Supta Matsyendrasana. Recuéstate sobre tu espalda y levanta las rodillas hacia tu pecho. Extiende tu mano izquierda hacia un lado y gira la cabeza para mirar tu palma izquierda. Baje las rodillas hacia la derecha y deje que la mano derecha caiga sobre la rodilla izquierda.

  10. Savasana Acuéstese sobre su espalda. Extiende tus brazos y piernas. Cierra los ojos Respira tranquilo, no controles la respiración. Escanea tu cuerpo. Trate de no quedarse dormido. Suelte la tensión, si la hay. Máximo relax por 10 minutos.

Foto: livewholeyogamats / instagram.com

Pin
Send
Share
Send
Send