Practica de yoga en casa

7 asanas para la belleza interior.

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Qué nos hace brillar por dentro? Relajación, paz y armonía.

¿Qué nos hace brillar por dentro? Calma, paz y armonía. Estos ejercicios ayudarán a poner las emociones en orden y sentirse bien. Es especialmente útil realizarlos en los días de luna llena, cuando los sentimientos se vuelven demasiado fuertes y no podemos controlarlos.

  1. Padmasana con Shanmukhi Mudra (Postura de loto con sonido interior). La ocupación puede comenzar con cualquier postura cómoda para sentarse - Swastikasana (postura del signo Favorable) o Virasana (postura del Héroe). Si Padmasana se obtiene fácilmente, esta postura es ideal para equilibrar los sentidos, ya que la columna vertebral está bien estirada en esta posición y la cabeza, los sentidos y el cerebro están en equilibrio. Siéntate en una posición cómoda para ti, estira la columna vertebral, cierra los ojos, calma la respiración. Levante los brazos, los codos deben estar al nivel de los hombros, coloque suavemente los pulgares en los orificios, los dedos índice en el área debajo de las cejas, los dedos medios en los párpados superiores cerrados, el cuarto dedo debe estrechar ligeramente los pasajes nasales y el meñique debe colocarse en el labio superior. No presione sobre los ojos. El toque de todos los dedos debe ser muy ligero. Respira tranquilamente, de manera uniforme.
  2. Uttanasana (curva hacia delante intensa), cabeza en una silla. Párese de espaldas a la pared a una distancia de unos 30 cm. Coloque una silla frente a usted. Coloque la pelvis en la pared, tire del torso hacia adelante y coloque la frente en el asiento de la silla. Toma tus codos y colócalos en el asiento. Retrae las rodillas, tirando de la parte posterior y frontal de las piernas. Relaja tu estomago, cuello, cara, ojos. Respirar tranquilo Los ojos están cerrados, e incluso la respiración calma la mente.
  3. Janu Shirshasana (Inclinando la cabeza hacia la rodilla). Siéntate en el suelo en Dandasana (postura del personal). Dobla tu rodilla derecha. Tome la rodilla a la derecha. Coloque el rodillo en la pierna izquierda extendida. Gire el abdomen de derecha a izquierda y tire del torso hacia adelante a lo largo de la pierna izquierda, coloque su frente en el rodillo, tome el pie izquierdo con las manos. Tire de la superficie frontal del cuerpo y relaje la espalda. Trate de mantener su nivel de espalda. Entonces levántate y haz la pose en la otra dirección.
  4. Paschimottanasana (postura de extensión de la parte posterior del cuerpo). Sentado en Dandasan, coloca el cojín en tus espinillas. Tire de sus brazos hacia arriba e inclínese hacia adelante. Coge el pie, coloca tu frente en el rodillo. Asegúrese de que las superficies delantera y trasera del cuerpo estén bien estiradas. Si esto no funciona, tome un soporte adicional debajo de la cabeza. No baje los codos hacia abajo, el pecho se estira y se expande. Tire de las piernas.
  5. Supta Kurmasan (pose de tortuga mentirosa). Siéntate en el suelo y estira las piernas hacia adelante. Separe las piernas alrededor de medio metro. Inclínate hacia delante, dobla un poco las rodillas y levántalas del suelo. Mueva sus manos debajo de sus rodillas una a la vez, estírelas hacia los lados, doble más para que las rodillas estén en la parte superior de sus brazos más cerca de sus axilas, baje los hombros hasta el piso. Tire de las piernas hacia adelante, con los brazos hacia un lado, baje la frente hasta el suelo. Luego, extiende y extiende tus brazos hacia atrás. Si su cuerpo está cómodo en esta posición, puede levantar la cabeza y juntar los pies, torcer los tobillos, poner las manos detrás de la espalda y agarrar los dedos o el cinturón. Luego trata de meterte la cabeza entre los pies y coloca la frente en el suelo.
  6. Niralamba Sarvangasana (Párese sobre los hombros sin apoyo). Es mejor entrar en esta posición utilizando una silla. Para comenzar, ejecute Salamba Sarvangasana en una silla contra la pared, apoye los hombros en un rodillo y su cabeza en el suelo junto a la pared. Sostenga la silla, baje el lavabo sobre el asiento. Luego, levante la pelvis de la silla, una a una, y mueva los pies hacia la pared en Niralamba Sarvangasana. Suelte la silla y coloque las partes superiores de los brazos en el rodillo. Tire de las piernas y el cuerpo hacia arriba. Mira el esternón, respira de manera uniforme. En esta posición, el área del riñón se expande y se expande, el trabajo de las glándulas suprarrenales se normaliza y el cerebro se calma debido al bloqueo de la barbilla.
  7. Akunchanasana (postura comprimida). Desde la postura anterior, doble las rodillas y bájelas hasta la cabeza, y coloque las piernas en la pared. No apriete el diafragma. Retraiga los omóplatos y, empujando con los hombros, levante los lados del pecho hacia arriba. Cierra los ojos, relájate. Respira tranquilamente, observa el flujo de la respiración. En esta posición, la respiración se suaviza naturalmente. Esté atento a la inhalación y exhalación suave y constante. Deje que la mente, arrastrada por este proceso, liberándose gradualmente de los pensamientos, se calme. Puedes terminar la sesión con Shavasana en el suelo o en un rodillo. Puedes sacudir tu cabeza con un vendaje especial, creando el efecto de Shanmukhudra, o poner un vendaje sobre tus ojos.
Foto: por Robert Sturman odette__hughes / instagram.com

Mira el video: Yoga Niños - Para jugar y estudiar mejor (Diciembre 2020).

Загрузка...

Pin
Send
Share
Send
Send