Para principiantes

Asana de la semana: Ardha Matsyendrasana

Pin
Send
Share
Send
Send


Esta asana enciende el fuego digestivo, cura las enfermedades de los órganos internos y despierta la energía femenina recortada en la base de la columna vertebral.

Las asanas, que llevan el nombre de los héroes legendarios, esconden un profundo significado metafísico. Se cree que la práctica regular de estas posturas recompensa al yogui con todas las cualidades de los héroes de la literatura védica. La leyenda de Matsyendra (Zar de los peces) habla de virtudes tales como la capacidad de concentrarse y estar en equilibrio. Un día, el Señor Shiva dedicó a su consorte Parvati a los misterios del yoga en el océano. En este momento, un asombroso pez salpicó en las olas, que, notando al gran Dios, se escondió y comenzó a escuchar diligentemente sus palabras. Al ver esto, Shiva la bendijo y la llamó Matsyendra. Los peces adquirieron inmediatamente una forma divina y desembarcaron. Para darse cuenta plenamente del conocimiento que acababa de recibir, Matsyendra realizó un giro: Paripurna Matsyendrasanu (la pose completa del Rey de los peces), que se convirtió en una de las asanas clave en la práctica del yoga. En Hatha Yoga Pradipika, el tratado fundacional del siglo XIV, Matsyendra se menciona primero en la lista de hombres sabios que revelaron a la gente el hatha yoga.

La postura completa del rey de los peces enciende el fuego digestivo, cura las enfermedades de los órganos internos y también despierta a la kundalini shakti, la energía femenina recortada en la base de la columna vertebral, como una serpiente. Ardha Matsyendrasana es una versión simplificada de la pose completa del Rey de los peces. El desempeño adecuado de las asanas promueve el flujo de sangre a los discos intervertebrales, desarrolla la fuerza y ​​la elasticidad de los músculos que soportan la columna vertebral. La contracción y extensión alternativas de los músculos del tronco en el lado derecho e izquierdo promueve el flujo de sangre a estas áreas, lo que significa que la postura también tiene un efecto beneficioso en los órganos internos. El estómago, los intestinos y los riñones de Ardha Matsyendrasana están suavemente tonificados, mejorando así la digestión y la excreción.

Todo tiene su tiempo

Cualquier torsión requiere preparación previa. Para comenzar, realice un grupo dinámico varias veces: la postura del gato - la postura de la vaca. Estas asanas aumentan el flujo de sangre a los músculos, flexionando y extendiendo el cuerpo. Luego, abra la región pélvica con la ayuda de Baddha Konasana (Poses de ángulo enlazado). Los músculos de la parte posterior del muslo pueden ayudar a alargar Jana Shirshasana (postura de la cabeza hacia la rodilla) y Supta Padangushthasana (postura del dedo gordo en posición supina). Completa el entrenamiento con varios ciclos de Surya Namaskar (saludos al Sol), sincronizando el movimiento con la respiración.

Eje de rotacion

Realice giros, recuerde que en el momento de la entrada en la postura y durante la ejecución es necesario alargar la columna vertebral, esto ayudará a evitar la compresión de los discos intervertebrales y las lesiones. Comience la práctica de Ardha Matsyendrasan con una variación en la que una pierna se tira hacia adelante (ver foto). Al realizar una postura, concéntrese en tres puntos principales: alargue la columna vertebral hacia el techo, doble desde adentro hacia afuera y respire.

Entonces, siéntate en el suelo y estira las piernas delante de ti. Doble la pierna derecha en la rodilla y coloque el pie en el suelo c fuera del muslo izquierdo, colocándolo lo más cerca posible del muslo izquierdo. Gira los dedos de las manos y sujeta la espinilla con las palmas de las manos justo debajo de la rodilla. Use este movimiento para alargar la columna mientras presiona simultáneamente los huesos isquiáticos hacia el piso. Con un respiro, llega desde la parte superior de tu cabeza hasta el techo, manteniendo la barbilla paralela al piso. Mientras exhala, presione sus nalgas contra el piso. Inhala y exhala un poco. Continuando alargando la columna vertebral hacia arriba y bajando la pelvis hacia abajo, cree mentalmente el espacio entre las vértebras.

Ahora coloque la palma de la mano derecha en el piso, detrás del lado derecho de la pelvis, y con la mano izquierda, sujete la rodilla derecha, apuntando hacia el pecho. Mientras inhala, vuelva a alargar la columna vertebral. En la exhalación, gire hacia la derecha, iniciando este movimiento desde el interior del abdomen. Deje que el ombligo gire primero a la derecha y luego, girando, se eleva a lo largo de la columna vertebral. Imagínese cómo, al comenzar en la sección inferior, la torsión centímetro a centímetro captura toda la columna vertebral. Trate de evitar el error típico: no se enrosque debido a la fuerza de sus manos. En su lugar, comience la rotación desde los músculos centrales del cuerpo, girando de adentro hacia afuera y apoyando los huesos ciáticos en el piso. No se apresure a girar la cabeza, mantenga el cuello alineado con la columna vertebral y la barbilla paralela al piso. Para llegar a una posición más profunda, gire el codo izquierdo en la parte externa de la rodilla derecha y presione contra la parte externa de la rodilla. Observe su respiración: con cada respiración, inhale la columna vertebral hacia arriba, y en la exhalación haga flexiones. No fuerce sus hombros y no los levante. Profundice la torsión mientras exhala, presionando su pie derecho contra el piso. Realice 5 ciclos de respiración lenta y profunda, y luego, mientras exhala, salga de la asana. Repita el giro en la otra dirección, cambiando la cubierta de los dedos.

Alrededor de la curva

Para realizar Ardha Matsyendrasan, primero inicie sesión en la versión anterior de la pose. Luego doble la pierna izquierda en la rodilla y coloque el talón izquierdo debajo de la nalga derecha. Apunta tu rodilla derecha hacia el techo. Gire los dedos de sus manos y tome su espinilla derecha con las palmas de las manos justo debajo de la rodilla. Empujando con las manos, tire del cuerpo hacia arriba. Mentalmente mire toda la circunferencia del cofre; trate de levantar uniformemente las costillas delanteras y traseras. En esta posición, es más fácil alargar el lado derecho del cuerpo, pero no se olvide de su lado izquierdo. Dirigir hacia arriba el centro del pecho: esto creará una torsión uniforme en la columna vertebral. Estabilice la posición presionando activamente los huesos ciáticos al piso. Al mismo tiempo, apunte la parte superior de la cabeza hacia arriba, relájese y baje los hombros. Respira suavemente y riza desde adentro hacia afuera. No fuerce el movimiento: deje que las sensaciones en el cuerpo le indiquen si debe girar más profundamente. Girando lo más lejos posible, coloque el codo izquierdo detrás del muslo derecho y, utilizando la mano izquierda como palanca, gire más profundo. Manténgase en una postura durante 3-5 ciclos lentos de respiración. En la espiración profunda, salga de la asana y luego repítala en la otra dirección.

En todas direcciones

No hay nada extraño en el hecho de que Ardha Matsyendrasana sea mejor en una dirección que en la otra, porque en la vida cotidiana no utilizamos ambos lados del cuerpo de manera uniforme. Los deportes como el tenis y el golf a menudo exacerban la asimetría. La práctica atenta de Ardha Matsyendrasana ayudará a corregir este desequilibrio. Siempre realice la postura primero en el lado "sin desarrollar", repitiéndola dos veces, o manténgala por más tiempo de lo habitual. Para los principiantes, la media postura del rey de los peces a menudo parece difícil. El problema desaparecerá si simplemente te relajas en una asana. Cierra los ojos y concéntrate en respirar. Con la inhalación, libere la tensión y, al exhalar, gire un poco más intensamente. El estado de equilibrio completo en la versión final de la postura lo acercará a las virtudes de Matsyendra. Quién sabe, tal vez algún día cambies tanto como el poderoso Rey de los peces.


Efecto

  • Revela el cofre
  • Mejora la digestión y excreción.
  • Estimula el hígado y los riñones.
  • Energiza la columna vertebral
  • Estira los músculos de los hombros, caderas, espalda y cuello.

Contraindicaciones

  • Lesiones espinales
  • Dolor de espalda agudo
  • El embarazo
Foto: istockphoto.com

Mira el video: Asana de la semana: ardha matsyendrasana, postura de torsión espinal (Octubre 2020).

Загрузка...

Pin
Send
Share
Send
Send