Para principiantes

5 razones para practicar asanas sin amor

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Por qué no deberías realizar a menudo asanas que obtienes?

Cada uno de nosotros tiene asanas que hacen temblar. Chaturanga, Shavasana, Navasana ... ¿Cuál es tu postura menos favorita? ¿Quizás lo practicas con menos frecuencia o incluso pretendes que no existe, y prefieres practicar esas asanas para obtener el mejor resultado? Si es así, entonces decimos por qué no vale la pena hacerlo.

  1. Enseñar humildad. A menudo entendemos mal esta palabra. Nos parece que está relacionado con la pérdida, con la sumisión ciega, con la humillación. Pero es en la estera de yoga que puedes entender su verdadero significado. Cuando nos convertimos, por ejemplo, en la postura de Guerrero, podemos sentir incomodidad, podemos sentirnos lejos de ser beligerantes, pero aprendemos a aceptar la situación. A veces la vida presenta sorpresas, y solo hay que aceptarlas. Cuanto más intentamos rechazarlos, evitar dificultades, dolor, incomodidad, más sufrimos. Pero es necesario reconciliar - y ya no sufrimos. Tal vez tengamos dolor, pero nuestra percepción nos permite no comprenderlo en términos negativos, sino solo observar. Tal enfoque no atormenta nuestro corazón, no nos conduce a la depresión, no convierte la vida en una pesadilla. Por lo tanto, practica asanas no amadas, profundiza la práctica, domina nuevas profundidades en ti mismo y no detengas el proceso de conocimiento y humildad.
  2. Enseñar compasión. El deseo de ser perfecto a menudo se asocia con un gran ego, de esta manera tratamos de protegernos de los demás, de ser mejores que ellos, de sentir nuestra superioridad. Tales sentimientos están lejos del amor, la compasión, la empatía. En las clases generales, las personas a menudo se sienten estrellas de clase mundial, si tienen éxito en la asana, y se queman con vergüenza, si sus rodillas no se doblan completamente, o el cuerpo tiembla en una asana de poder. No seas tímido ante este temblor, no seas tímido ante tu imperfección, todos somos imperfectos. Nuestra imperfección, aceptada con amor, ayudará a aceptar la imperfección en los demás, nos permitirá aceptar a las personas tal como son, sin proyecciones ni expectativas.
  3. Aprende a enfrentarlo. Si practicamos solo las asanas que tenemos, entonces solo queremos ver un lado de la moneda. Por otra parte, desagradable, cerramos los ojos. Así que resulta que alguien vive en el lujo y la extravagancia, mientras que otros no pueden alimentarse a sí mismos y a sus familias. No tenga miedo de ver la realidad tal como es, no tenga miedo de tratar de hacer del mundo un lugar mejor. Hay cosas más importantes en la vida que somos perfectos.
  4. Enseñan a abandonar la zona de confort. Este es quizás el punto más obvio. Por supuesto, las asanas difíciles nos exigen grandes esfuerzos, tanto físicos como psicológicos. Necesitas superarte regularmente, y esto no siempre es fácil. Pero el hábito de abandonar la zona de confort desencadenará un mecanismo permanente de auto-transfiguración. Aprenderás a no sucumbir a las dificultades y fortalecer tu voluntad.
  5. Aprende a sorprenderte a ti mismo. Parece que algunas asanas nunca funcionarán, el máximo está en la próxima vida. Paro, divisiones transversales, postura de escorpión? Pero si practicas regularmente, no obligues a las cosas, puedes sorprenderte en las profundidades del alma con las habilidades de tu cuerpo. ¡Y es genial! No porque ahora puedas publicar asanas geniales en Instagram o convertirte en un instructor para que todos te vean y te envidien, sino porque eres capaz de algo que ni siquiera sospechas. Quizás estas son grandes cosas, ¿quién sabe?
Foto: alexisgirlnovak / instagram.com

Mira el video: 7 Razones Para Hacer La Plancha Todos Los Días (Octubre 2020).

Загрузка...

Pin
Send
Share
Send
Send