Salud

9 asanas de viaje

Pin
Send
Share
Send
Send


Estas asanas te ayudarán a mantenerte en forma mientras viajas y vivirás sin molestias.

Viajar estimula, inspira, agrada, pero también puede causar muchos inconvenientes. Largas horas pasadas en el automóvil o avión, esperando durante horas cuando el vuelo se retrasa: el cuerpo puede comenzar a doler por estar sentado por mucho tiempo en posturas incómodas. Si viajas en esta temporada de vacaciones, aquí hay algunas asanas que te ayudarán a mantenerte en forma y vivir sin molestias.

  1. Pose de guerrero II. El nombre de la pose lo dice todo al respecto. Un guerrero es una fuerza, coraje, gracia. Son estas cualidades las que pueden ser llamadas a tu vida mediante la práctica de la postura del Guerrero. Puedes cerrar los ojos y sentirlo aún más, sentir el suelo y respirar profundamente.
  2. Pose de bailarina con apoyo. En esta variación de la postura de bailarina tradicional, puedes usar una silla, una pared o cualquier otra construcción estable como soporte (en la foto, esta es una señal de tráfico). Por lo tanto, es más fácil concentrarse en la alineación correcta del cuerpo: nivelar la pelvis, abrir el cofre, usar la parte superior de la espalda y mantener la pierna de apoyo activa.
  3. Pose de triángulo. Reduce el estrés y mejora la digestión, mientras estira las caderas, las rodillas y los tobillos, creando una base sólida para el cuerpo.
  4. Postura del árbol. Los árboles tienen una excelente capacidad para soportar dificultades, al tiempo que mantienen la flexibilidad y la firmeza. En esta posición, puede aprender bien a tierra, crecer alto, volverse más fuerte y más sabio. Coloque los pies de una pierna doblada por encima o por debajo de la rodilla, sin cargar la articulación de la rodilla, la pierna de apoyo está activa. ¿Quieres complicar la pose? Levante ambas manos. ¿Todavía complicar? Cierra los ojos!
  5. Pose agarre las piernas alargadas. Piernas fuertes, una pelvis abierta, isquiotibiales flexibles y una brújula interna fuerte: esta posición no solo estira los músculos, sino que también ayuda a desarrollar la autoestima (ya que puede sostenerla más tiempo). Si no puedes estirar completamente la pierna, ¡no te preocupes! Puede doblarse, o lanzarse sobre la correa del pie.
  6. Lunge con giro. Tres en uno: deflexión, torsión y equilibrio. Esta variación de la estocada tradicional le permite aterrizar a través de las piernas, aumentar la fuerza en el centro del cuerpo y revelar la parte superior de la espalda mientras retuerce las superficies laterales del cuerpo.
  7. Creciente con captura. En esta posición, los isquiotibiales de la pierna de apoyo y ambos muslos internos se estiran, la columna vertebral se fortalece y la caja torácica se abre. Sujete las piernas con una correa, si es más fácil, e incline la mano inferior sobre el ladrillo, si no llega al piso.
  8. Pose de cuervo. Quizás esta postura aún no está en la piedra, sin embargo, las ventajas de esta opción son que no puedes pensar en nada más que en el equilibrio. Esta es la belleza de las posturas de equilibrio (y del yoga en general): cuando estás en estas posturas difíciles, la mente no tiene posibilidad de perder la concentración. Porque tan pronto como esto sucede, pierdes el equilibrio! Así que respira, cree en ti mismo, y vete!
  9. Pose de bailarina con captura. Comience con la versión descrita en el párrafo 2 y gradualmente domine esta opción. Coloca una correa sobre la pierna levantada y, gradualmente, coloca tu mano en tu pie, apoyando tu mano alargada en la pared, así que dominar esta postura difícil irá más rápido.
  10. .

Foto: yogielena / instagram.com

Mira el video: Un viaje interior por Ramiro Calle. CLASE DE YOGA 9 (Octubre 2020).

Загрузка...

Pin
Send
Share
Send
Send