Salud

7 asanas para oficinistas

Pin
Send
Share
Send
Send


Este complejo ayudará a avanzar en una carrera sin dolor de espalda.

Si no te parece extraño y sorprendente pasar 12 horas al día en la computadora, significa que ya te has acostumbrado al dolor en la espalda y el cuello. Deshacerse de este mal hábito ayudará a una serie especial de asanas para los profesionales. Puede hacerlo en cualquier lugar, en cualquier momento, incluso en su propia oficina entre reuniones. Todo lo que necesita son ladrillos de yoga que pueden reemplazarse fácilmente con diccionarios o enciclopedias en condiciones de oficina.

  1. Prazarita Padottanasana (postura inclinada hacia adelante de pie con las piernas abiertas ampliamente). Elimina los efectos del trabajo sedentario prolongado: abre las caderas y estira la superficie posterior de las piernas. El suministro del cerebro con sangre fresca se mejora, lo que significa que la mente se vuelve más clara. Párese derecho, los pies 110-130 cm de ancho, los dedos gordos ligeramente más cerca entre sí que los talones. Inhala, coloca tus palmas en las caderas. Mientras exhala, levante las rodillas hacia arriba, inclínese hacia delante desde las caderas y coloque las palmas de las manos en el suelo. Tire hacia atrás y mira hacia adelante. Es importante envolver constantemente los muslos superiores hacia adentro. Si no puede inclinarse hacia adelante, entonces tiene una superficie de las piernas estirada hacia atrás. En esta situación, puede doblar ligeramente las rodillas o poner las manos sobre el soporte (ladrillos de yoga o una silla). Si tiene suficiente flexibilidad, agarre los dedos de los pies y separe los codos hacia los lados, esto abre el cofre.
  2. Adho Mukha Shvanasana (pose de perro posa abajo). Se retira, acortada por un asiento permanente, la superficie de las piernas, fortalece las muñecas, alivia el dolor en el sacro y también evita la depresión. Párate a cuatro patas, mete los dedos de los pies y, aumentando la carga en tus manos, levanta la pelvis y dirígelo hacia atrás. Estire las piernas y, más bien extendiendo más que redondeando la espalda, apunte los talones hacia el piso. Puede ser difícil para usted bajar los talones al piso, manteniendo su nivel de espalda. Entonces déjalos levantados y / o dobla ligeramente tus piernas. Continúa alargando tu espalda con cada respiración. Precaución: si sus muñecas comienzan a doler en esta postura, o si experimenta sentimientos desagradables en la parte inferior de la espalda, consulte a su maestro.
  3. Tadasana. (Pose de la montaña) Ayudará a darse cuenta de la importancia de la posición correcta de la pelvis y la postura. Párese derecho, con los pies juntos o al ancho de las caderas, los brazos a lo largo del cuerpo. Retraiga las rótulas y transfiera el peso corporal a ambos pies para que presionen contra el suelo con la misma fuerza. El peso debe distribuirse uniformemente entre el talón y la parte delantera del pie. Levante la columna vertebral, apuntando la parte superior de la cabeza hacia arriba y el coxis hacia abajo. Permanece en la asana por un minuto o dos, alineando tu respiración. Inhala profundamente y exhala profundamente.
  4. Virasana (Pose de héroe). Él enseña a sentarse correctamente, estira su espalda, gracias a esta asana, los huesos del muslo ocupan la posición correcta. Tiene un efecto beneficioso sobre el estado de los pacientes con asma: en esta posición, debe levantar el esternón y dirigir los hombros hacia atrás y hacia abajo, y esto ayuda a abrir el área de los pulmones. Arrodillarse, los pies a toda la cadera. Siéntate entre los pies. Siente los huesos ciáticos tocando el suelo. Si esto no ocurre, o si la parte inferior de la espalda está redondeada, o si siente tensión en las rodillas, siéntese en un ladrillo de yoga o en una pila de libros. Presione ligeramente las manos hacia las caderas y levante el esternón hacia arriba sin empujar las costillas inferiores hacia adelante. Con cada inhalación, jale hacia arriba, hacia la corona, con cada exhalación, dirija los huesos isquiáticos hacia el suelo. El cuerpo permanece vertical, las cuchillas bajan hasta la cintura.
  5. Variación de Jathar Parivartanasana (postura de torcedura abdominal). Alivia la tensión muscular en la espalda y los hombros, mejora la digestión y favorece la eliminación de toxinas. Recuéstate sobre tu espalda, con los brazos extendidos hacia los lados. Mientras inhala, doble la pierna izquierda en la rodilla y coloque el pie en el pie derecho justo por encima de la rodilla. A medida que exhala, baje lentamente la rodilla izquierda hasta el suelo hacia la derecha, presionando ligeramente la rodilla con la mano derecha. Tire de la columna vertebral en una línea, gire la cabeza hacia la izquierda y deje caer el hombro izquierdo al suelo. Repita el giro en la otra dirección.
  6. Setu Bandha Sarvangasana (Pose Bridge). El largo trabajo en la mesa hace que la espalda se incline, y es por eso que esta asana es tan útil para usted, en la cual la columna asume la posición opuesta, el área del pulmón se abre y la superficie frontal del cuerpo se estira. Esta postura evita la depresión. Acuéstese en el suelo, doble las rodillas: coloque el pie cerca de los glúteos, el ancho de las caderas. En la exhalación, levante la pelvis hacia arriba tan alto que su espalda esté fuera del piso y usted, apoyado en sus hombros, pueda torcer los dedos detrás de su espalda. Asegúrate de que tus pies y rodillas no salgan. Asegúrese de que la posición de la pelvis y los muslos no cambie a medida que exhala. Saliendo de la postura, baje la espalda hacia la vértebra del piso detrás de la vértebra, gire hacia su estómago y levántese, levantando las manos del piso.
  7. Vrikshasana (Árbol Pose). Mejora la sensación de equilibrio, facilita la respiración, mejora la capacidad de concentración, aumenta la movilidad de las articulaciones de la cadera, calma la mente. Párate en Tadasana, enfoca tu mirada en el lugar recto. Doble la pierna izquierda en la rodilla y levante el pie lentamente, colóquelo en el muslo interno de la pierna derecha, con los dedos hacia abajo. Gire la rodilla izquierda tanto como pueda, sin empujar el coxis hacia adelante, sin doblar la columna demasiado y sin abultar las costillas inferiores. Bien, presione el pie izquierdo hacia el interior del muslo de la pierna derecha y, a la inversa, presione el pie derecho. Siente el equilibrio en esta posición y dobla los brazos en Namaste sobre tu pecho. Respire profundamente y permanezca en postura durante al menos 30 segundos. Repita de la otra manera.
Foto: istockphoto.com

Mira el video: 30 min Yoga para PRINCIPIANTES en CASA. Día 5 MalovaElena (Octubre 2020).

Загрузка...

Pin
Send
Share
Send
Send